Las lesiones suelen ser uno de los peores enemigos de cualquier deportista, y si tenemos en cuenta que siendo futbolista de élite pueden amargarte una temporada entera (sino más). Esto es lo que le ha pasado a Maxime Gonalons, centrocampista francés del Sevilla. Llegó al club hispalense en calidad de cedido proveniente del AS Roma, pero las múltiples lesiones que ha ido encadenando han sido el impedimento principal para que los sevillanos no se planteen negociar con los italianos su fichaje. Si en el fútbol te lesionas de continuo ya te ponen la etiqueta de ‘jugador frágil’ y, pese a que haya dado ciertas pinceladas de su calidad, no han sido suficientes para los hispalenses. La grada estaba muy contenta con el jugador galo, pero la directiva no tiene pensado el hablar con la gente alta del Roma por Gonalons.

Te recomendamos

Pau López seguirá en el Betis

El Real Betis Balompié está de enhorabuena, y es que uno de sus jugadores más queridos ha …