El Celta de Vigo está en vilo de lo que hará una de sus estrellas en este próximo mercado de verano. La temporada está viendo su fin, y ello conlleva un vaivén de jugadores de unas ligas a otras, y los gallegos no quieren perder a uno de los delanteros que más clubes tiene detrás para hacerse con sus servicios. Maxi Gómez es el protagonista de esta noticia, y es que el goleador está encadenando varias temporadas a un nivel exquisito, algo que ha provocado que tanto Liverpool como Tottenham quieran ficharle, pero el equipo charrúa no quiere venderlo tan fácilmente. Su cláusula está en 50 millones de euros y tiene contrato hasta 2022, por lo que quieren sacar el máximo partido a la casi segura marcha del goleador.

Te recomendamos

Pau López seguirá en el Betis

El Real Betis Balompié está de enhorabuena, y es que uno de sus jugadores más queridos ha …