En el Real Madrid ya se han cansado de ver como el Inter de Milán no dejaba de llamar a la puerta de Luka Modric sin autorización. Sé que todos vosotros/as podéis decirme lo mismo: “El Inter actúa mal, pero todos los clubes hablan antes con los jugadores para después negociar con sus respectivos clubes”. Efectivamente, así es, pero lo que no puedes hacer es que una vez el club te dice ‘no’ -mejor dicho: “dame 750 millones y es tuyo”- seguir negociando, eso no te lleva a ningún lado. 

La presión que el Inter de Milán ha ejercido roza lo indecente. Desde las declaraciones de Spalletti hasta las fotos de Instagram de la pandilla croata que mantiene aún la etiqueta de Modric en sus últimas instantáneas. Una serie de gestos que no han gustado nada al club blanco, que finalmente ha decidido denunciar estos hechos. 

“Modric saldrá si pagan 750 millones por él”

Florentino Pérez, presidente del Real Madrid en la gira americana del club blanco

Desde ese momento, en el club mantuvieron siempre la misma postura. No la cambiaron ni un ápice, ni siquiera cuando el propio Modric se negó a hablar con la prensa, y dio ese famoso ‘like’ a la foto de los jugadores del Inter ya tan viral. 

Modric disputando un partido con el Real Madrid / Foto: Real Madrid

Sin embargo, la cosa se complicó cuando el agente del jugador, todo apunta a que presionado por la directiva del Inter -debemos recordar que había un contrato muy jugoso de casi 50 millones de euros en cuatro años-, confirmó públicamente que Modric estudiaba salir del club. 

“Tarde o temprano, Modric jugará en Italia. Por lo que sé, quiere ser importante en el Inter de Milán y en la Serie A”

Marko Naletilic, agente de Modric, en una entrevista con Tuttosport

Esas afirmaciones no hicieron más que enfadar a la directiva, que optó por cortar por lo sano. Dieron un ultimátum al club italiano, pero en la jornada de este jueves 16 de agosto, el Inter volvió a dar ese paso en falso que no esperaban en el Real Madrid

El equipo italiano ha contactado con el jugador pidiéndole que forzase como sea la operación, algo a lo que finalmente parece que Modric se ha negado, dejando en un imposible su traspaso al club italiano, que no descartaría volver a por el croata en enero. 

Florentino Pérez, presidente del Real Madrid / Foto: Goal

Tras dicho movimiento ha sido el Real Madrid el que ha tomado cartas en el asunto y ha denunciado al club italiano ante la FIFA. Consideran que el Inter no ha respetado las normas, y es que ningún club, como decimos, puede negociar con un jugador con contrato sin consentimiento del equipo titular de sus derechos. 

El Liverpool, un ejemplo de las consecuencias

En el Liverpool saben muy bien todo lo que conlleva este tipo de movimientos. El verano pasado negociaron en privado un acuerdo con Van Dijk que se filtró a los medios una vez se confirmó el fichaje. En vistas de la posición del Southampton, dispuesto a denunciar, optaron por retroceder la operación que finalmente cerraron en enero. 

Virgil Van Dijk en su presentación con el Liverpool / Foto: Vavel – Liverpool FC

Por ello, habrá que esperar acontecimientos, pero la FIFA puede actuar para que quede de manifiesto que ese tipo de comportamientos no están permitidos. En el máximo organismo del fútbol mundial no están contentos con la entrada masiva de capitales extranjeros, y es por ello que un castigo al Inter, de dueños asiáticos multimillonarios, sería una buena opción para mostrar los límites del mercado. 

Summary
0 %

Te recomendamos

Un jugador del Valencia sorprende con su futuro

El Valencia CF no comenzó bien la temporada, pero poco a poco ha ido mejorando en el curso…